Ley de Medicamentos en El Salvador

El 3 de abril de 2013, la regulación de los precios máximos de venta de los productos farmacéuticos vendidos bajo prescripción entró en vigor. En teoría, se supone que estos cambios serían para favorecer a los consumidores, que serían capaces de obtener medicamentos a precios más bajos, sin embargo, los efectos sin precedentes se están desarrollando.

De acuerdo con esto, todas las empresas farmacéuticas y sus distribuidores tenían que revisar los inventarios de los medicamentos que se venden en el país para analizar si se cumplen con los precios máximos de venta establecidos. Para determinar los precios máximos, el Gobierno creó fórmulas matemáticas basadas en los precios de los fármacos activos vendidos en los demás países de América del Sur y América Central.

Al aplicar las fórmulas, algunas compañías farmacéuticas se dieron cuenta de que los precios resultantes no llegan a cubrir la inversión en el mercado, a pesar de que han estado vendiendo sus productos en El Salvador desde hace mucho tiempo.

Dado que el Gobierno no fue capaz de cambiar el precio máximo de venta de medicamentos, algunas empresas decidieron dejar de vender algunos de sus productos estrella en el mercado local e hizo pública su decisión a través de las listas proporcionadas a las autoridades y publicados en los principales periódicos. Por supuesto, esto tiene sorprendidos a pacientes especiales, que ya no serán capaces de encontrar muchos medicamentos con receta médica en el país. La alternativa es la búsqueda de medicamentos genéricos, que pueden no tener el mismo efecto que los productos de marca.

En un esfuerzo por reducir la ansiedad y modificar el efecto imprevisto, el Gobierno de El Salvador se reunió con las más importantes empresas farmacéuticas extranjeras para discutir y ponerse de acuerdo sobre una solución viable. La propuesta oficial a las compañías farmacéuticas es evitar los intermediarios de la cadena de negocio y vender directamente a las farmacias y droguerías, con la esperanza de cortar una sobrecarga importante, para cumplir con los precios máximos de venta establecidos por el Gobierno.

En este momento estamos a la espera de la reacción de las empresas, que tienen que tener en cuenta que tiene implicaciones legales de terminación de los distribuidores de larga trayectoria dejar el mercado abierto de par en par para los medicamentos genéricos. Por supuesto, la historia no ha terminado todavía!marcela-mancia

Esta entrada fue publicada en Noticias Legales. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s