Corte Suprema de Justicia admite amparo a McDonald’s

San Salvador, 20 de Octubre, 2010

Romero Pineda & Asociados, luego de casi 15 años de litigio representando a la Corporación McDonald’s, logró mediante la admisión de una demanda de AMPARO inhibir a que la anterior franquicitaria del sistema McDonald’s en El Salvador exigiera un pago compensatorio por más de 23 millones de dólares.

El caso radicado en un Tribunal de lo Mercantil de la ciudad de San Salvador recorrió todas las instancias judiciales y, en esta última etapa, McDonald’s Corporation señaló graves violaciones de orden constitucional por la vulneración del principio de doble juzgamiento, ya que la Justicia salvadoreña ya se había pronunciado, declarando que cualquier vínculo contractual que le asociara con el operador salvadoreño había terminado en el año de 1995. Ésta fue una sentencia firme que el Tribunal de apelaciones obvió, incurriendo a la violación constitucional antes apuntada.

Sin embargo, Romero Pineda & Asociados confió en el Sistema Judicial y, sobre todo, en la capacidad de la Honorable Sala de lo Constitucional para reconocer los derechos y hacer justicia.

Por tal motivo, la Sala de lo Constitucional admitió el amparo interpuesto por la Corporación McDonald’s contra Servipronto, advirtiendo la violación de los derechos constitucionales que le asisten, incurridos en la Cámara Segunda de lo Civil, que conoció en apelación de la sentencia que favoreció a McDonald’s en primera instancia, como la Sala de lo Civil, que conoció en casación.

En su estudio de admisibilidad la Sala de lo Constitucional advirtió la presunta vulneración al principio de prohibición de doble juzgamiento, en lo esencial.

Esto último tiene relación con que McDonald´s ya había ganado a Servipronto el juicio donde se declaró que los contratos de licencia, que alguna vez vinculara a las empresas en contienda, no fueron renovados y por lo tanto su relación con el franquiciatario había concluido en 1995.

Como consecuencia de la admisión del amparo, la Sala ordenó la suspensión inmediata de los efectos del acto reclamado, explicando que el Juzgado Cuarto de lo Mercantil tendrá que inhibirse de iniciar o continuar con cualquier procedimiento tendiente al cobro que pretendiera Servipronto de la millonaria cantidad con la que le habría favorecido los fallos de la Cámara Segunda de lo Civil y su confirmación de la Sala de lo Civil, sentencias que se encuentran controvertidas en el proceso de amparo.

Esta entrada fue publicada en Noticias Legales, Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s